OBSERVATORIO
HIDRATACIÓN Y SALUD SALA DE PRENSA PROFESIONALES DE LA SALUD
           
 
 
 
 
Hidratación

EL NUTRIENTE OLVIDADO

El agua es un nutriente esencial, que constituye más de la mitad de la masa corporal total (>60% en el hombre adulto y un 50% en la mujer), de cualquier organismo humano (1) y llega a más del 80% si tenemos en cuenta órganos tan importantes para nuestra vida como los riñones, pulmones y tejido muscular (2).

No hay sistema en el organismo que no dependa de su presencia y aunque a menudo se excluye el agua de las listas de nutrientes, es un componente esencial para el mantenimiento de la vida, que debe ser aportado por la dieta en cantidades muy superiores a las que se producen en el metabolismo.

Por tanto es un elemento indispensable para que el hombre pueda subsistir. Sin agua, nuestro organismo sólo podría vivir entre 3-4 días, mientras ese mismo organismo resistiría sin ingerir alimentos incluso más de 60 días.


FUNCIÓN FISIOLÓGICA DEL AGUA

No hay otra sustancia tan ampliamente involucrada en tan diversas funciones como el agua. Todas las reacciones químicas de nuestro organismo tienen lugar en un medio acuoso, por lo que contribuye al buen funcionamiento de todas las células del organismo, sirve como transportador de nutrientes y sustancias orgánicas en el sistema circulatorio, es vehículo para excretar productos de desecho y eliminar toxinas -a través del sistema cardiovascular , el sistema renal y el hepático-, además lubrica y proporciona soporte estructural a tejidos y articulaciones y previene el estreñimiento.

Una función a destacar es el papel que juega en la termorregulación, la elevada capacidad calorífica del agua, permite que nuestro organismo con más de un 60% de agua en su composición, sea capaz de intercambiar calor con el medio exterior (coger o ceder) minimizando las variaciones de temperatura, que podrían ser fatales para nuestra salud.


BALANCE HÍDRICO


El balance entre la ingesta de líquidos y las perdidas que se producen tiene gran importancia y cualquier alteración puede afectar a la salud de la persona. Un balance adecuado es fundamental y debe ser equilibrado, es decir, la cantidad de líquido que entra en el cuerpo debe ser la misma cantidad que se elimina, así el contenido de agua de los tejidos se mantiene constante.

El aporte de agua procede de tres fuentes principales:

  1. Del consumo de líquidos, incluidas otras bebidas además de agua
  2. Del agua contenida en los alimentos, pues casi todos contienen algo de agua y muchos como frutas y verduras, una cantidad importante.
  3. De las pequeñas cantidades de agua que se producen en los procesos metabólicos de proteínas, grasas e hidratos de carbono.


Contenido estimativo de agua de los alimentos
Tabla 1

ALIMENTOS

% DE AGUA

Leche desnatada y semidesnatada, refrescos, gaseosas, melón, lechuga, tomate, espárragos, sandía, pimientos, cardo, berenjena, coliflor, cebolla

 

90-99%

Zumos, leche entera, fresas, judías verdes, espinacas, zanahorias, piña, cerezas, uvas, naranjas, yogur

 

80-89%

Plátanos, patatas, maíz, queso fresco, pescados, pollo, carnes magras, aceitunas

70-79%

Carnes semigrasas, salmón, pechuga de pollo

60-69%

Albóndigas, mortadela, pizzas

50-59%

Ciruelas, castañas, quesos semicurados

40-49%

Pan blanco, pan integral, pan de molde, quesos curados, embutidos, membrillo

30-39%

Miel, higos, pasas, pasteles, mermelada

20-29%

Bollería, mantequilla, margarina

10-19%

Arroz, pasta, leguminosas, frutos secos, azúcar, galletas, chocolate

1-9%

Aceites

0



Las pérdidas de agua incluyen la eliminada por orina, heces, por evaporación de la piel y a través de la respiración. Estas pérdidas aumentan considerablemente cuando se produce una mayor sudoración como consecuencia del calor ambiental o de la realización de ejercicio físico y en situaciones de diarrea, infección, fiebre o alteraciones renales.


Balance Agua corporal (3)
Tabla 2

REFERENCIAS
PÉRDIDAS (ml/día)

GANANCIA (ml/día)

Hoyt and ONG, 1996

Respiratorio

-250/-300

 

Adolph, 1947b  

Renal   

-500/-1.000

 

Newborgh et al, 1930

Fecal   

-100/-200

 

Kuno, 1955

Piel /otras

-450/-1.900

 

Hoyt and Honing, 1996 

Metabolismo    

 

250/350

Perdida Neta

 

-1.050 a -3.100 ml/día

 



La ingesta de líquidos y alimentos en una alta proporción(4), junto con el agua formada en la oxidación celular en una proporción mínima, son las principales vías de restauración del balance hídrico en el organismo(5), el cual mantiene los niveles de agua corporal en unos limites relativamente estrechos (6).


Porcentaje de Ingesta Agua Total de las bebidas y alimentos -incluyendo bebidas y agua-(4)
Tabla 3

SEXO RANGO EDAD % AGUA INGERIDA EN BEBIDAS % AGUA INGERIDA EN ALIMENTOS
Ambos

0-6 meses

100

0

Ambos 

7-12 meses   

74

26

Ambos

1-3 años

71

29

Ambos

4-8 años

70

30

Hombres

9-13 años    

76

24

Mujeres 9-13 años
75
25
Ambos 14-18 años
80
20
Ambos 19 -> 70 años
81

19

Mujeres embarazadas
77
22
Mujeres lactantes
82
18

Fuente:NHANES III 1988-94

 

Una ingesta elevada de líquido no presenta normalmente problemas fisiológicos en una persona sana, porque el exceso se elimina con facilidad y de una manera rápida por los riñones. Pero una ingesta baja puede generar graves problemas de salud. La hipohidratación se corrige con una ingesta mayor de agua, a través de los alimentos y bebidas, mediada por la sensación de sed, mecanismo muy efectivo de nuestro organismo que nos recuerda la necesidad de beber tras periodos de baja ingesta de líquidos.

La deshidratación o déficit de agua corporal, si se produce de una manera crónica, modifica la capacidad del organismo para mantener la homeostasis durante cualquier situación fuera de lo normal (enfermedad, ejercicio físico y stress climático) pudiendo afectar la salud del individuo, sobre todo para los niños, las personas de edad avanzada y los deportistas.

A pesar del interés sobre este tema, existen pocos datos disponibles sobre su metabolismo en la población adulta (7,8,9) y aún menos en situaciones específicas (10,11) (niños, ancianos, etc.).


NECESIDADES HÍDRICAS: VALORES DE REFERENCIA DE INGESTA ADECUADA


Las necesidades de líquido, procedente de alimentos y bebidas, varían dependiendo de la dieta, de la actividad física realizada, de la temperatura ambiental, de la humedad, etc. y aunque una ingesta total reducida de agua se ha asociado a diversas enfermedades crónicas, es imposible estimar un requerimiento medio de agua que asegure una adecuada hidratación y una salud óptima para el 50% de todas los individuos aparentemente sanos ante cualquier condición medio ambiental.

Debido a esto, se ha llegado a una aproximación al “requerimiento medio”, utilizando los datos recogidos en el estudio americano NHANES III, que incluye una muestra cercana a los 40.000 individuos. El este estudio, tomando como base la osmolalidad urinaria (primer indicador usado para valorar la hidratación de un individuo y que mide la concentración de la orina) y teniendo en cuenta la baja tasa de niveles de deshidratación en esta población incluida en el estudio, se calculó como alternativa la “ingesta adecuada de agua total” (IA), incluyendo bebidas y alimentos, que necesitaría un individuo.



Ingesta Diaria Total Adecuada de Agua (AI) -
incluyendo bebidas y agua- (8)

Tabla 4

SEXO RANGO EDAD INGESTA AGUA TOTAL INGESTA LÍQUIDOS **
Ambos

0-6 meses

3 vasos (0,7 l)

-

Ambos 

7-12 meses   

3,5 vasos (0,8 l)

3 vasos (0,7 l)

Ambos

1-3 años

5,5 vasos (1,3 l)

4 vasos (0,9 l)

Ambos

4-8 años

7,5 vasos (1,7 l)

5 vasos (1,2 l)

Hombres

9-13 años    

10,5 vasos (2,4 l)

8 vasos (1,8 l)

Mujeres 9-13 años
9 vasos (2,1 l)
7 vasos (1,6 l)
Hombres 14-18 años
14 vasos (3,3 l)
11 vasos (2,6 l)
Mujeres 14-18 años
10 vasos (2,3 l)
8 vasos (1,8 l)
Hombres 19 -> 70 años
16 vasos (3,7 l)

13 vasos (3,0 l)

Mujeres 19 -> 70 años
11,5 vasos (2,7 l)
9 vasos (2,2 l)

Fuente:NHANES III 1988-94

l: litros; 1 vaso: 240 ml
* Agua total: Incluye líquidos tanto de alimentos, como de bebidas consumidas
** Ingesta líquidos: agua más cualquier otra bebida



Bibliografía relacionada:


1.- Armstrong LE, Kenefick RW, Castellani JW et al. 1997.Bioimpedance spectroscopy technique: intra-extracellular, and total body water. Med Sci Sports Exerc.; 29:1657-1663

2.- Oser, BL. 1965. ed Hawk´s Physiological Chemistry. New York: McGraw-Hill,

3.- Dietary Reference Intakes for Water, Potassium, Socium, Chloride and Sulfate 2004

4.- IOM (Institute of Medicine). 2000. Dietary Reference Intakes: Applications in Dietary Assessment. Washington, DC: National Academy Press

5.- Greenleaf JE. 1982. Dehydration-induced drinking in humans Fed Proc. 41:2509-2514

6.- Andersson B. 1978. Regulation of water intake Physiol Rev. 58:582-601

7.- Raman A, Schoeller DA, Subar AF, Troiano RP, et al. 2004. Water turnover in 458 American adults 40-79 yr of age. Am Journal Physiol Renal Physiol. Feb; 286 (2):F394-401. Epub 2003 Nov

8.- Bossingham MJ, Carnell NS, Campbell WW. 2005. Water balance, hydration status, and fat-free mass hydration in younger and older adults. Am J Clin Nutr. Jun;81(6):1342-50.

9.- Chumlea WC, Guo SS, Zeller CM, et al. 1999. Total body water data for white adults 18 to 64 years of age: the Fels Longitudinal Study. Kidney Int. Jul;56(1):244-52

10.- Chumlea WC, Schubert CM, Reo NV, et al. 2005. Total body water volume for white children and adolescents and anthropometric prediction equations: the Fels Longitudinal Study. Kidney Int  Nov;68(5):2317-22.

11.- Chumlea WC, Guo SS, Zeller CM, et al. 2001. Total body water reference values and prediction equations for adults. Kidney Int. Jun;59(6):2250-8